Renting: arma para empresas y autónomos.

santiagogarciagarcia-renting

“Si se revaloriza, cómpralo, si se deprecia, alquílalo.” John Paul Getty (1892-1976)

Aunque el concepto lo tenía claro desde hacía años la primera vez que leí la cita así, literal,hace relativamente poco tiempo, fue a través de un compañero (el gran Peter R.) que lo usa en su firma de correo electrónico. Mea culpa.

La de Getty es una frase conocida en el mundo empresarial pero quizás adquiere mayor vigencia aún si cabe hoy en día. Y las razones creo que todos las sabemos/vivimos por la dichosa crisis. Más todavía si somos parte de una empresa (para mí cualquier autónomo es sinónimo de empresa).

El renting hizo una aparición discreta en nuestra sociedad allá por los (ya lejanos) años 90 para alcanzar el éxito al comenzar el siglo XXI (un éxito discreto en el caso de las pymes por no decir muy discreto en el caso de los autónomos).

El renting es un contrato de alquiler de bienes muebles, con una duración superior al año normalmente y cuya principal característica consiste en establecer una cuota fija durante toda la vida del contrato. Estos contratos son especialmente útiles para disponer del uso de bienes muebles que no podemos comprar de entrada por su alto coste o de los que queremos tener una cobertura completa de servicios adicionales en su uso y que nos cubran frente a cualquier imprevisto durante la vida de ese contrato.

En la actualidad sería difícil creer que cualquier responsable de la flota de vehículos de una empresa no conozca esta fórmula para gestionar los mismos. Además de uso del vehículo es habitual incluir los mantenimientos, reparaciones, sustitución de neumáticos, seguros y vehículos de sustitución. Es decir tener integrados los costes relativos a ese vehículo y por ello tener presupuestado en principio nuestros gastos por ese concepto.

Bien, todo lo anterior lo tienen interiorizado una parte de las empresas de este país (sobre todo las grandes compañías) pero ¿Qué pasa con el resto?

Voy a a citar una serie de ventajas que no por obvias y conocidas se les presta la suficiente atención. Quizás por razones atávicas o culturales…vaya usted a saber, oiga.

renting-como-arma-para-empresas-y-autonomos

Antes de nada debe estar muy claro que no deberíamos consentir una duración de contrato superior a la vida útil del bien y sobretodo tener muy presente las cantidades a pagar por resolución anticipada de ese contrato. Ahora vamos allá:

  • El renting tiene consideración de alquiler, algo muy atractivo desde el punto de vista financiero y contable ya que no requiere activar el bien en el balance de nuestra empresa y por ello deja de existir la obligación de realizar amortizaciones.
  • Esperemos que no nos escuche el sr. Montoro (falsa ilusión, el Gran Hermano todo lo sabe) pero otra de las ventajas muy muy importantes es de carácter fiscales. El renting tiene consideración de gasto y permite llevar el 100% de la cuota a la cuenta de explotación y por lo tanto aminora nuestra base en relación al famoso formulario 200 el del Impuesto de Sociedades.

¿Pero que pasa con los agentes libres, free lance o autónomos? También son hijos de dios aunque para la mayoría de gobiernos (del color que sea, escógelo tú) frecuentemente no lo parezca. Enumero aquí una serie puntos a tener en cuenta. Parecen obvios pero la realidad es muy tozuda y muchos aún desconocen esas ventajas. Cuestión de cultura empresarial de nuestro país. O simplemente de cultura, pienso.santiagogarciagarcia-renting

  • En el caso del IRPF los autónomos pueden deducirse hasta el 100% de las cuotas de renting en la declaración, tanto en la estimación directa normal como en la simplificada. En el caso de que se use ese vehículo para uso laboral y también particular podrá deducirse parte de esa cuota.
  • En lo referente al IVA la deducción estará relacionada con el porcentaje del uso del vehículo  que dediquemos a la actividad profesional, con un mínimo del 50%. Puede deducirse ese 50% del IVA soportado en el alquiler del vehículo cuando se demuestre que se usa en la actividad económica (presupuestos de servicios a nuestros clientes, lugares dónde se entregan mercancias, visitas concertadas por email, visitas agendadas, etc.). En fin, aquello que demuestre o justifique el uso de éste para la obtención de ingresos.
  • Para poder deducir el 100% del IVA necesitaremos que cumpla alguna de las siguientes características. Indico las más frecuentes:

-Que sea un vehiculo de tipo mixto (los que pueden transportar mercancías y hasta un máximo de 9 personas incluido el conductor) de los utilizados en el transporte de mercancías.

-Que sea utilizado para los desplazamientos profesionales de agentes comerciales o representantes.

-Que sea utilizado en servicios de vigilancia.

Un punto interesante es llegar a conseguir mediante negociación con el proveedor del renting (si tenemos la posición de fuerza para ello) no tener que utilizar avales o intentar el mínimo depósito de fianzas o garantías y de esta obtener más liquidez para nuestra actividad empresarial propiamente dicha.

Espero haber aportado un pequeño grano de arena a través de este post. Si necesitas consultar o ampliar más información no dudes en hacerlo mediante el blog o cualquier forma (twitter, linkedin, etc.

 

Un saludo y hasta la próxima.

 

Santiago García García.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s