Al desastre por el éxito: estatuas de bronce

Escribo mi nuevo post con el recuerdo aún bastante fresco en la memoria (y dolor en la espalda) de un evento en el que tuve la suerte de participar hace unos días y el que vino a mi memoria

Como ese evento duró bastantes horas tuve tiempo para meditar sobre algo que había leído hacia pocos meses (lo lamento pero mi cerebro tiene la mala costumbre de desconectar cuando lleva más de tres horas recibiendo los mismos inputs una y otra vez) y que aunque no estuviera directamente relacionado si me pareció que podía tener puntos en común.

Organización-culto al líder

El culto al líder. Bañándose en bronce

De nada sirve estar rodeado de compañeros y profesionales, cuando transcurren varias horas siendo receptor pasivo de mensajes es bastante sencillo caer de manera involuntaria en un  trance eriksoniano. Así que mis pensamientos en un momento dado volvieron  a llevarme donde hacia unos días me condujo Rafael Martínez Alonso mediante la lectura de su fantástico libro.

Especificamente me condujo al apartado donde habla de los toboganes estratégicos entendiéndolos como aquellos comportamientos organizacionales que pueden conducir a deslizarse en peligrosas derivas sobre todo a las empresas exitosas.

Concretando: cada triunfo reduce la capacidad de cambio, y puede compararse este efecto con estar bañado en bronce. Cada triunfo añade una nueva capa y hace tender a las anteriormente ágiles organizaciones hacia la rigidez. Son más de uno los factores que contribuyen a que esas capas de bronce continúen pegadas añadiendo rigidez o inmovilismo:

  • El exceso de tesorería hace que los problemas se resuelvan con dinero no con la imaginación. Las expectativas que tienen los inversores en ese proyecto fuerzan a conservar el modelo actual.
  • Los gestores y dirigentes terminan creyéndose su propia prensa. La autocrítica brilla por su ausencia. Estos construyen su propia mitología que se perpetúa por transmisión oral.

Es interesante leer lo que Theodore Levitt ya afirmaba en su artículo clásico de 1960 “La miopía en el marketing” (Harvard Business Review,1960) . Puedes leerlo o descargarlo en PDF desde aquí →Descarga

Algunas de las maneras de captar los indicios de “baños de bronce” :

  1. Los directivos se entretienen en minucias. Hay una tolerancia tácita hacia el gasto superfluo y eventos innecesarios. →Toynbee
  2. La organización en sus métricas de rendimiento se mide contra sí misma en el pasado, no contra los líderes de la industria. Los objetivos a conseguir están fragmentados según las áreas funcionales.
  3. El fundador o el consejero delegado son omnipresentes y se le asignan poderes milagrosos.
  4. Otro factor es la predominancia de sesgos cognitivos: como los que afectan al  pensamiento grupal y que aparece en su máximo esplendor en organizaciones y colectivos muy jerarquizados: existe una tendencia a seguir lo socialmente validado y a no molestar con ideas o datos divergentes, ya sea por evitar posibles represalias o por miedo a perder esa cohesión tan bonita que se presupone que existe. Sesgo de La ley de los pequeños números, sesgo de los promedios….

Podría seguir durante varios post pero prefiero dejar una imagen, que según dicen vale mucho más que mil palabras, donde queda bastante claro por donde dirigir nuestros pasos en busca de una estrategia que nos protega lo máximo contra la incertidumbre y sea efectiva contra las capas de bronce que nos inmobilizan como personas o como miembros de una empresa en la que podemos ser esclavos de éxitos o estrategias pasadas que no siempre garatizarán éxitos futuros.

Estrategia = fines + caminos + medios

Claves de la estrategia

Armas estratégicas contra la incertidumbre

Fuente imagen : Rafael Martínez Alonso. @estratega

De regalo una frase atribuida a Picasso ( no se si apócrifa…) que Rafal Martínez nos deja en el libro y muy inspiradora para cualquier profesional:

“El éxito es peligroso. Uno empieza a copiarse a sí mismo; y copiarse a sí mismo es más peligroso que copiar a los otros. Conduce a la esterilidad.”

Saludos y hasta la próxima.

Santiago García García.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s